El Magistrado Penal de 4º Turno dispuso el pasado viernes la condena de un hombre de iniciales J.F.S.S. de 20 años de edad, carente de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de la comisión de un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones, a la pena de seis (6) meses de prisión, bajo régimen de libertad a prueba, que se cumplirán con las siguientes condiciones: 1) residir en un domicilio fijo, 2) sujeción a la orientación y vigilancia de la OSLA, 3) presentación ante la autoridad policial de su domicilio una vez por semana, 4) prestación de servicios comunitarios una vez por semana durante dos horas; lo que deberá cumplirse dentro de los seis meses del total de la pena y durante los primeros dos meses guardar arresto domiciliario nocturno.
Todo se remonta al pasado mes de octubre cuando un ciudadano denunció haber sido víctima de una rapiña cuando, a eso de las 6 de la mañana, llegaba a su casa en el barrio Iporá conduciendo su moto y fue abordado por dos sujetos quienes lo golpearon. Uno de los delincuentes lo amenazó además con un arma de fuego y se marcharon con su vehículo.
Tras una paciente investigación realizada por personal de analítica del Centro de Comando Unificado se pudo recomponer el trayecto realizado por las personas.
Con esos datos los investigadores de la Zona II procedieron al allanamiento de una casa en barrio La Capuera donde incautaron un arma de fuego calibre 22 con 6 municiones y 31 plantas de cannabis.
Los cuatro hombres y las tres mujeres que se encontraban en la casa fueron derivados dependencias policiales. Informado el Fiscal de turno dispuso que J.F.S.S. y otro de los intervenidos fueran conducidos a la Sede mientras que para los restantes dispuso el cese de detención.
Por otra parte, se dispuso el peritaje balístico del arma y finalizada la instancia fue dispuesta la presente condena y la libertad del otro sujeto.