Uno de los predios más cotizados de La Barra saldrá a subasta judicial a fines de octubre

Charitomene, así el nombre de la lujosa propiedad, hospedó en el 2006 al célebre modisto estadounidense Ralph Lauren, que pagó 84 mil dólares por una semana

El próximo 29 de octubre saldrá a la venta en judicial subasta el predio más cotizado de La Barra, ubicado en la intersección de las calles Alborada y Serenidad, posee 3108 metros cuadrados con sesenta metros de frente a la desembocadura del arroyo Maldonado.
Se trata quizás, según varios de los principales operadores inmobiliarios de la zona consultados este fin de semana por Correo de Punta del Este, de la casa y el predio más valiosos de la costa del departamento.
El expediente de la subasta fue caratulado “Intendencia de Maldonado c/ KINGSVILLE DEVELOPMENT INC. -JUICIO EJECUTIVO” y está generado por la mora en el pago de los impuestos y tributos municipales.
El rematador Constantino Palermo será quien baje el martillo a la mejor oferta. Charitomene, así el nombre de la lujosa propiedad, hospedó en el 2006 al célebre modisto estadounidense Ralph Lauren, que pagó 84 mil dólares por una semana. Las versiones, nunca confirmadas, aseguran que el empresario de la moda se fue antes de lo previsto. De acuerdo a la leyenda popular Lauren se cansó de las cotidianas y habituales visitas de la propietaria de la finca. Si bien la casa figura a nombre de una firma extranjera, fue propiedad de la conocida familia argentina Shaw, dueña, entre otros emprendimientos, de la institución financiera del mismo nombre.
La finca, otrora suntuosa, se encuentra en avanzado estado de abandono tanto su estructura como su mobiliario. El comprador seguramente apostará por tirar abajo la finca y levantar en su lugar una moderna casa, explicaron los inmobiliarios consultados por Correo de Punta del Este.

Millones
El valioso predio con la magnífica construcción, salió a la venta once años atrás. Sus propietarios de entonces la ofrecieron como “one de best residences of Punta del Este”. Localizada en La Barra con acceso directo a la playa y asombrosas vistas. El aviso, publicado en idioma inglés y dirigido al mercado estadounidense y europeo describía así a la casa: 800 metros cuadrados de construida en un predio de 3.108 metros cuadrados. La casa tiene 8 dormitorios, 8 baños, piscina y otras amenidades. En ese año, el precio del alquiler por el mes de enero fue de 70 mil dólares, 35 mil dólares febrero, 30 mil dólares por marzo, 40 mil dólares por diciembre. Su precio de venta: U$S8.950.000.