Vecinos del balneario Buenos Aires se quejan por ruidos molestos que provienen del parador Mar y Fuego

Las fiestas se suceden y la música se escucha “hasta de cinco kilómetros a la redonda” sostienen en una misiva

Días atrás fueron los vecinos de la zona de Montoya, ahora es el turno de los habitantes del balneario Buenos Aires quienes también a través de una carta, dieron a conocer su disconformidad por el volumen de las fiestas que se realizan en el parador llamado Mar y Fuego, que está ubicado en el kilómetro 170 de la ruta 10.
“En los albores del año que comienza los habitantes de los barrios, comunidades, del balneario Buenos Aires, de San Vicente, de Punta Piedras, y hasta de El Chorro, vieron alteradas sus vidas y costumbres porque alguno, en pos de su interés personal, con la colaboración de la Intendencia de Maldonado dando su aprobación, instaló un parador en el km 170 de la ruta 10, llamado MAR Y FUEGO, que pregonan su preocupación por el medio ambiente y la ecología; y lo único que han hecho fueron fiestas y más fiestas, con la música a todo volumen, que se escuchaba hasta 5km a la redonda, sin importarles en absoluto lo que ello afectaba a los demás, sus propios vecinos. Una persona, una familia, que le retumba la casa toda la noche por el alto volumen de la música no puede dormir, y si no duerme no descansa, y si no descansa no puede trabajar, no puede hacer lo que necesita. En estos barrios hay mucha gente que vive y ésta es justamente la época de mayor trabajo, donde deben madrugar para aprovechar mejor el día, pero también hay mucha gente que viene temporariamente a descansar”, sostienen los vecinos en la misiva.
“Tanto unos como otros tienen sus casas (inversión) y pagan sus impuestos (contribución), por lo tanto, tienen el derecho de exigir a la autoridad que corresponda, que le haga cumplir a MAR Y FUEGO las reglas establecidas para que todos puedan volver a vivir tranquilamente en comunidad”.
Para finalizar, solicitaron que “que mar y fuego no pueda continuar tocando música de esa manera, ordenar un método de controlar que no sigan incurriendo en lo mismo, tomar nota de las notificaciones realizadas por personal de ruidos molestos del municipio de San Carlos y asegurarnos a todos que no volverá a suceder”.

Seguridad
Al hacer entrega de la carta, uno de los vecinos también expuso su temor por el material del que está construido dicho parador. Tal como se ve en la foto, el lugar está todo forrado con ramas de árboles secas. El vecino se pregunta qué puede llegar a pasar en caso de que alguna de las personas que concurren a las fiestas arroje un cigarrillo encendido y eso tome fuego. “Sería como un fósforo”, sostuvo. “Yo me pregunto si ese lugar puede tener una habilitación de bomberos”.

1 COMENTARIO

Comments are closed.