El diario argentino La Nación publicó este sábado una nota sobre los datos migratorios de los argentinos que cruzaron el Río de la Plata durante la pandemia. Según el citado medio el gobierno del vecino país analizó estos datos para dilucidar los alcances del llamado “éxodo a Uruguay”. Los funcionarios de Alberto Fernández aseguran que, con los datos disponibles, “no se puede concluir” que un aluvión de ciudadanos haya decidido mudar su vida al país vecino y que, aún cuando muchos estén tramitando su residencia allá, “nada indica que todos se queden de forma permanente”.
Según la crónica, de acuerdo a los datos oficiales de la Dirección de Migraciones, en 2020 hubo 25.765 salidas de pasajeros nacionales argentinos con destino a Uruguay, mientras que desde ese país se registraron 29.193 ingresos de argentinos, un 13,3% más. Las cifras no corresponden a personas, sino a pasos fronterizos (un ciudadano pudo haber entrado y salido más de una vez). “Al principio de la cuarentena, las autoridades uruguayas permitían ingresar al país solo a residentes y a aquellos con la residencia en trámite (fue el caso de Susana Giménez, por ejemplo). Con el tiempo, esos requisitos se fueron flexibilizando en sucesivos decretos firmados por el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou”, señala La Nación .

Ir y venir
La Nación publicó las declaraciones de la directoria de Migraciones del vecino país, Florencia Carignano quien señaló que “hoy en día no podemos saber con certeza si el argentino se está yendo para pasar la cuarentena en Uruguay o para residir permanentemente allí. Los datos duros no indican que hubo gente que se fue y no volvió más a la Argentina. Lo que sí vimos fue tránsito fluido de argentinos que previamente a la pandemia tenían residencia uruguaya, que viajaron con sus familias, y que quizás fueron y vinieron dentro de una misma semana a trabajar. Eso se llama tránsito vecinal fronterizo y es lo que nos indican los números”.
También dieron cuenta de los números brindados por la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, que señalan que en los primeros nueve meses del año, 504 contribuyentes concretaron la baja de impuestos por cambio de residencia fiscal. De ese universo, 229 contribuyentes pidieron la baja de impuestos en Argentina por cambio de residencia a Uruguay. “Observamos un incremento en la cantidad de personas que tramitaron el cambio de residencia fiscal que lejos está de manifestar una conducta generalizada. Desde la AFIP monitoreamos en forma permanente el cumplimiento de las condiciones estipuladas en la ley para el cambio de residencia fiscal con el objetivo de evitar maniobras elusivas”, dijo Marcó del Pont y agregó que el organismo ya investiga a 17 contribuyentes que cambiaron la residencia fiscal durante 2019.
Según los datos oficiales: “En el período comprendido entre el 13 de marzo y el 30 de septiembre del 2020, la totalidad de salidas de pasajeros nacionales argentinos ascendió a 173.501, siendo los principales destinos los países limítrofes de Brasil, Paraguay, Chile y Bolivia. En idéntico lapso de tiempo los ingresos al país ascendieron a 334.565 pasajeros nacionales argentinos provenientes principalmente de Brasil, Uruguay, Chile y Paraguay, por todos los medios de transporte. Es decir, los ingresos superaron en un 92,8 % a los egresos”.

Fuente: La Nación

 

Contenido publicitario