Justicia nuevamente falló a favor de una paciente a la que el MSP había negado un medicamento

La mujer tiene un solo ingreso por jubilación de $ 37.864 mensuales; el costo del fármaco es de $35.894 más $4.663 por concepto de agujas para suministrarlo

La justicia condenó el pasado 2 de febrero al Ministerio de Salud Pública a suministrar el fármaco que necesita una mujer de 75 años que es portadora de osteoporosis severa con múltiples fracturas de vértebras y alto riesgo de nuevas fracturas, presentando fuertes dolores y riesgo de invalidez y muerte.
Su médico tratante, el doctor Luigi Cavaliere, reconocido traumatólogo, le indicó el medicamento osteo-formador Teriparatide, cuyo nombre comercial es Forteo, durante un período de 18 a 24 meses, según tolerancia.
La paciente tiene un solo ingreso por jubilación de $ 37.864 mensuales. El costo del fármaco es de $ 35.894 más $ 4.663 por concepto de agujas para suministrarlo.
La jueza civil de 6º turno de Maldonado, Gabriela Tuberosa, falló en primera instancia el pasado 2 de diciembre de 2023 ordenando al Ministerio de Salud Pública la provisión del citado fármaco a la paciente.
Pero los abogados del MSP interpusieron un recurso de apelación contra el fallo de Tuberosa por lo que el caso pasó a la órbita del Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 5º turno que dejó firme el fallo en primera instancia.

Ilegitimidad manifiesta
El fármaco Teriparatide está registrado en el país, pero no ha sido incluido en el FTM, “no habiéndose controvertido la enfermedad que padece la accionante, ni la pertinencia, idoneidad y urgencia en el suministro del medicamento indicado en el caso concreto, todo lo que además cuenta con el respaldo del informe realizado por el Dr. Luigi Cavaliere y su declaración recibida en audiencia”.
El tribunal sostuvo que la sentencia apelada sería confirmada en cuanto condena al Ministerio de Salud Pública a proporcionar a la actora el fármaco Teriparatide, pues los agravios deducidos por el demandado no fueron de recibo, habiendo quedado demostrada la existencia de ilegitimidad manifiesta en su proceder. En efecto, el medicamento requerido está registrado en nuestro país (hecho no controvertido); es decir, cuenta con “certificado de registro y autorización de venta de especialidad farmacéutica”, por lo que posee el debido “informe técnico favorable de eficacia y seguridad” (artículo 462 de la Ley No. 19.355), encontrándose a la venta.
La conducta del Ministerio de Salud Pública resulta manifiestamente ilegítima en el presente, en tanto a una paciente que carece de recursos económicos, con indicación del medicamento avalada por su médico tratante, que padece enfermedad con las características detalladas y no controvertidas, se le expresa que no se lo brinda porque el mismo no está incluido en el FTM para su concreta patología, cuando la reclamante no cuenta con tiempo para aguardar las resultancias de ningún otro trámite.
No demuestra el Ministerio de Salud Pública la existencia de razón de carácter científico que obste a la inclusión del fármaco en el FTM para la patología de la actora, ni su suministro en el caso concreto, sostuvo el tribunal.