En estos días la Policía tomó conocimiento de que en una casa ubicada en el barrio Hipódromo se solicitaba la presencia policial por lo que fue expuesto como un problema familiar. Al arribar al lugar los efectivos fueron informados por la víctima, una mujer, que tenía problemas con un familiar cercano y que solicitaba ayuda. Tras la actuación de la policía un hombre de 24 años fue detenido y derivado a Dependencia Policial acusado de violencia doméstica y desacato. El detenido fue condenado por la justicia como autor penalmente responsable de reiterados delitos de violencia doméstica y reiterados delitos de desacato, todos en reiteración real. Se lo condenó a una pena de diez meses de prisión que deberá cumplir de forma mixta: seis meses en prisión efectiva, con descuento de la detención sufrida y cuatro meses en régimen de libertad a prueba bajo varias condiciones.