Vecinos de Gorlero preocupados por el entorno de la Escuela Nº5

Es “el mismo estado de dejadez que se ve en toda la Península” pero es alarmante que no se considere la seguridad de los más de trescientos niños” que van a este centro de estudios, sostienen los denunciantes

A pocos días del comienzo de clases en los centros educativos públicos, vecinos de la península trasladaron a Correo de Punta del Este una larga lista de ejemplos de la “dejadez del sector público en la media cuadra de la Escuela 5”: desde veredas obstruidas por ramas, con yuyos y basura, pasando por cables sueltos y baldosas rotas.
Es “el mismo estado de dejadez que se ve en toda la Península pero es alarmante que a menos de una semana de empezar las clases, no se considere la seguridad de los más de trescientos niños que van a la Escuela 5, sus familiares y toda la gente que trabaja y pasa por esa zona, la más emblemática del Uruguay”, sostienen los denunciantes.
Por ejemplo, hay un basurero en el estacionamiento de ómnibus que trae a los niños, el cartel del estacionamiento para personas con discapacidades no está, hay laureles sobre dimensionados con yuyos y basura en su base, la barrera de seguridad para que los niños no corran a la calle está rota, hay cables pelados en la base, los postes de UTE están en mal estado y los cables también.
“Para ciertas cosas no se cumple con la ley y las ordenanzas de la Intendencia. Para otras se hace vista gorda”.

 

Interrogantes
Los vecinos se preguntan cómo puede ser que “con todo lo que se está pagando para videovigilancia, en la esquina donde circulan tantos niños, no haya cámaras de seguridad. ¿Cómo puede ser que con todo lo que pagamos por iluminación pública, haya cables pelados, donde cualquier niño curioso se puede electrocutar?
¿Cómo puede ser, que tanto UTE como Antel, cuyas oficinas están a menos de 100 metros de la escuela, permitan el nivel de dejadez de sus postes y cables, que ponen en peligro a esos niños y a tantos que por allí circulan no solo en temporada, sino durante todo el año?.
Por último, ¿cómo puede ser que la Intendencia y la Municipalidad, que reciben dinero fe impuesto inmobiliario y municipal general, que debería ser responsable por las veredas y el paseo seguro de los transeuntes, permita en frente a Plaza Artigas, a meras 3 cuadras de la nueva sede de la Municipalidad, el mal estado de las veredas y ramas de arboles y laureles que entorpecen el paso y la libre circulación…El estado que presentan los alrededores de esta escuela, “que es la más emblemática, tiene el área pública y servicios públicos de esta manera”, no queremos ni pensar cómo será en las demás!.