Siguiendo con la columna de arte, esta vez visitamos a la publicista Pía Susaeta, directora del Espacio de Arte Zoco, ubicado en plena península, calles 2 de Febrero y La Salina.

¿Cómo llega Zoco a Punta del Este?
-Hace 5 años llegamos a Punta con mi marido Gustavo Moraes y nos encontramos con que la oferta que había en artes visuales no era del todo buena. Sí durante el verano, donde aparecen más agentes como en Manantiales, José Ignacio, pero luego desaparecen. Por lo que nos pareció que hacía falta un espacio así y tampoco veíamos una oferta clara que trabajase con Arte Contemporáneo. Cuando imaginamos un lugar, que si bien no es muy tradicional para galerías, con una palmera en su interior que nos da vida y constituye un ícono de Zoco, nos invita la Cra. Paula Bianchi propietaria de “Il Baretto” con quien compartimos el jardín y nos asociamos de alguna manera para desarrollar el espacio. Entendemos que en las galerías tradicionales se produce como un juicio elitista, que, si uno no entiende de arte, no hay quien te explique demasiado, por lo que la gente queda por fuera. Zoco no es solo un lugar acogedor, sino un espacio donde la gente puede entrar, preguntar cuánto sale una obra, de quién es, por qué sale determinado precio.

¿Por qué Zoco?
-El nombre Zoco surge de los mercados en los Países Árabes, nos gustó mucho eso del espacio democrático, abierto, donde se producen intercambios de saberes, donde no solo
se comercializan cosas, se comparten recetas, artesanías, gustos y son verdaderos polos culturales de la ciudad, además de lugares llenos de vida y actividades. Creímos que este
nombre rompe el concepto de galería de arte tradicional, acercándose a lo que queremos ofrecer. Al estar compartiendo además el espacio con Il Bareto y su jardín, nos permite
realizar cosas más expandidas, siempre respetando el protocolo y con un aforo para 12 personas. Han surgido cosas muy interesantes como “Mangiare e Parlare de Arte” con gastronomía italiana y arte contemporáneo uruguayo.

-¿Qué cursos se dictan en Zoco?
-En el 2020 tuvimos una agenda muy extensa, dicté un curso que se llama Absolut Beginners para principiantes, en un lenguaje muy accesible y divertido, dictamos tres cursos de cuatro módulos que tuvieron mucha aceptación. Después dimos charlas con distintos artistas todos los sábados. Y realizamos alianzas con un ciclo de exponentes uruguayos, que presentan sus obras acá. El año pasado la modalidad fue por Zoom y presencial, pero apostamos a la presencialidad, si bien el aforo nos acota muchísimo, con todas las medidas sanitarias, pensamos seguir así. Es una forma de que la gente se integre y realice preguntas a los artistas, que por otra modalidad no resultaría la misma magia. Estamos en tratativas de un acuerdo con el FAC con López Lage para realizar otros cursos vía zoom, pero con grupos dentro del espacio de Zoco y generar otro tipo de contenidos para visitar muestras y talleres. Para el invierno también tenemos previsto un sistema de préstamos de libros a domicilio de arte, filosofía, literatura. Nos visualizamos no como galería en sí misma, sino como Centro Cultural. Obviamente que se vende obra y se sostiene el espacio, pero no es el fin único.

¿Cómo se realiza la elección de los artistas que exponen en Zoco?
-En realidad es un momento muy visceral y hasta de peleas conyugales (risas). Arrancamos con Gustavo Moraes en octubre, visitando museos, muestras, los premios como Paul Cézanne, artistas que sabemos que trabajan bien, tomando en cuenta lo que han hecho, donde exponen. Si bien repetimos artistas, como López Lage, Escardó, de los que estamos muy orgullosos de tenerlos acá, no hay estrellas, se presentan obras con gente ya consagrada junto con artistas emergentes. Nos interesa mucho la igualdad de género, tenemos la misma cantidad de artistas hombres y mujeres y siempre artistas nacionales, o extranjeros con residencia en el país. El foco de la galería está en el arte que se produce acá. En noviembre, por lo general, ya tenemos la columna vertebral de lo que se va a exponer. Obras que se van cambiando todas las semanas. Contamos con una lista entre 24 a 26 artistas.

-¿Cuál es el horario en que se puede visitar las obras?
-Nosotros en verano estamos todos los días, salvo domingos y lunes. A partir de marzo abrimos jueves, viernes y sábados de 19 a 22 horas. Y estamos siempre abiertos para grupos que quieran visitarnos previa agenda. Hemos hecho muchos grupos de 4 o 5 personas que de repente llaman, nos dicen que no entienden nada de arte y quieren juntarse con amigos y por supuesto los recibimos, así como evacuamos todas las consultas. Después vamos a abrir para actividades puntuales, muestras, cursos, esperamos tener una muestra muy importante de fotografía de Ernesto Vila. También pensamos funcionar como una pata en Punta del Este para un montón de colectivos y de gente que no puede llegar por otros motivos. La idea es darle soporte a personas que están creando, y que no tengan un espacio, fijándonos siempre en la calidad. Somos muy celosos en eso, no es un tema de ego, pero sí de orgullo para Zoco siempre con el foco puesto en lo contemporáneo. Pueden ser distintas áreas: fotografías, artes visuales, cine, literatura, presentaciones de libros también, como el de José Luis Parodi y próximamente López Lage. También generamos una linda sinergia con el CCD, que la verdad es una alegría para nosotros que abrieran, hay cero rivalidad, estamos en el mismo palo, pero con un porte diferente, y con la misma aspiración a que esta zona se convierta en un centro para la cultura.

Zoco_punta Instagram
Zoco punta del este Facebook.

Por Dra. Mariela Vitale
Fotografía Fernando Calero